Elige tu rociador de ducha

Es el elemento fundamental de nuestra ducha y el que nos proporciona ese bienestar de la primera ducha del día.

Elegimos ahora nuestro rociador teniendo en cuenta el tamaño y la forma de nuestro cuarto de baño. Puede ser rociador de techo, a pared y en acabado negro mate

Rociadores de techo

Los rociadores a techo destacan por ofrecer la posibilidad de colocar la ducha o la bañera en cualquier punto del baño, sin la obligatoriedad de contar con una pared que lo sustente.

Por otro lado, si cuentas con un baño de dimensiones reducidas, la mejor opción es incluir un rociador a techo, ya que de este modo economizarás espacio y dispondrás de mayor libertad de movimiento en la ducha, obteniendo una experiencia de ducha más natural.

– Rociadores a techo de encastre

Los rociadores a techo de encastre ofrecen una estética futurista envolviendo el entorno en un ambiente elegante y minimalista. Uno de los rociadores de encastre más destacados de Noken es el de la colección Lounge. Un elemento estructural que cede una imponente elegancia estética en su exterior así como la más alta tecnología en su interior.

Los rociadores Lounge disponen funciones de hidroterapia con varias salidas de agua y con cromoterapia al incluir iluminación led en colorimetría. Para una mayor adaptabilidad, son perfectos para todo tipo de espacios, ya que se instalan encastrados en el techo y están disponibles en tres formatos distintos -40×40 cm, 40×60 cm y 60×60 cm-.

– Rociadores a techo con brazo

En Noken disponemos de formas redondeadas y cuadradas, en diseños livianos y etéreos, como son los rociadores extraplanos SlimLine, que proporcionan una experiencia en la ducha altamente natural y respetuosa con el medio ambiente, ya que utilizan un limitador de caudal que permite un menor uso de agua y energía. Todo ello, con un diseño pensado bajo la filosofía minimalista en la que menos es más.

¿Cómo escoger un rociador para la ducha?

El rociador es el elemento central a través del cual se articula el resto del baño, ya que es clave a la hora de conseguir un ambiente que proyecte una sensación de bienestar así como la funcionalidad que debe ceder un baño.

Para ello, es crucial escoger un rociador para la ducha que responda tanto a las necesidades de aseo diario como a las dimensiones y formato de cada ducha.  Descubre cuál es el rociador que mejor se adapta a tu baño y consigue una experiencia altamente completa en la ducha.

1 Rociadores a techo

2 Rociadores a pared

3 Rociadores en acabado negro mate

Rociadores a techo

Los rociadores a techo destacan por ofrecer la posibilidad de colocar la ducha o la bañera en cualquier punto del baño, sin la obligatoriedad de contar con una pared que lo sustente.

Por otro lado, si cuentas con un baño de dimensiones reducidas, la mejor opción es incluir un rociador a techo, ya que de este modo economizarás espacio y dispondrás de mayor libertad de movimiento en la ducha, obteniendo una experiencia de ducha más natural.

– Rociadores a techo de encastre

Los rociadores a techo de encastre ofrecen una estética futurista envolviendo el entorno en un ambiente elegante y minimalista. Uno de los rociadores de encastre más destacados de Noken es el de la colección Lounge. Un elemento estructural que cede una imponente elegancia estética en su exterior así como la más alta tecnología en su interior.

Los rociadores Lounge disponen funciones de hidroterapia con varias salidas de agua y con cromoterapia al incluir iluminación led en colorimetría. Para una mayor adaptabilidad, son perfectos para todo tipo de espacios, ya que se instalan encastrados en el techo y están disponibles en tres formatos distintos -40×40 cm, 40×60 cm y 60×60 cm-.

– Rociadores a techo con brazo

En Noken disponemos de formas redondeadas y cuadradas, en diseños livianos y etéreos, como son los rociadores extraplanos SlimLine, que proporcionan una experiencia en la ducha altamente natural y respetuosa con el medio ambiente, ya que utilizan un limitador de caudal que permite un menor uso de agua y energía. Todo ello, con un diseño pensado bajo la filosofía minimalista en la que menos es más.

Rociadores a pared

Otra de las opciones que ofrece Noken son los rociadores instalados en la pared. Diseños perfectos tanto para baños grandes y espaciosos, como para espacios reducidos, cuya infinidad de posibilidades decorativas que ofrecen van desde modelos de inspiración clásica y vintage, a estéticas más contemporáneas.

– Rociadores de encastre a pared

Los rociadores a pared de encastre son ideales para baños en los que se quiere disfrutar de una experiencia envolvente y en la que la estética del elemento sea decisiva para crear el ambiente de ducha.

En Noken encontramos el rociador Forma, un diseño de pared sin brazo que incorpora dos tipos de salidas de agua (lluvia y cascada), y el sistema sostenible de limitación de caudal ECO, un sistema que ahorra energía, emite menos cantidad de CO2 y que ayuda a reducir el consumo de agua sin renunciar al confort.

– Rociadores a pared con brazo

Por otro lado, encontramos diseños de rociadores a pared con brazo, una opción con formatos más versátiles y consecuentemente una experiencia de baño mucho más adaptable a cada usuario.

Dentro de esta categoría, encontramos el rociador Neptune Slim, un diseño que aporta un diseño extraplano y minimalista que se adecúa a la perfección en las dimensiones y distribución de cada baño.

Por su parte, el rociador extraplano Giro, también de la colección SlimLine, aviva la sensación de bienestar en el baño a través de diferentes salidas de agua.

Rociadores en acabado negro mate

Por último, cabe destacar que el incansable esfuerzo de Noken por adaptarse a las tendencias y novedades del sector, ha hecho que amplíe su gama de rociadores con un elegante y sugerente acabado negro mate. Diseños perfectos para conseguir baños de inspiración industrial y capaces de potenciar la estética del baño hasta el máximo exponente.