Gres de Aragón es sinónimo de calidad y servicio desde hace más de cincuenta años.

Gres de Aragón utiliza las mejores arcillas naturales en la elaboración de sus productos; una materia prima excelente, sometida a una cocción de 24 horas a temperaturas superiores a 1300oC da como resultado un producto completamente vitrificado, extremadamente fuerte, con unas cualidades técnicas admirables.